¿Por qué queremos chocolate cuando estamos tristes?


¿Cómo afecta el chocolate al estado de ánimo?

Cuando tienes un día malo o simplemente te encuentras triste, quieres chocolate. ¿Cuántas veces te ha sucedido? Estamos seguros que muchísimas. Pero no debes preocuparte, es algo normal y que nos ocurre a todo el mundo. Es más, esto sucede debido a los bajos niveles de serotonina en nuestro cuerpo. El consumo moderado de cacao, entre muchos otros beneficios, es fuente de viraminas, potasio, ácido fólico, fósdoro y feniletilamina, por lo que tiene un efecto reconstituyente. Así pues, podemos decir que el chocolate levanta el ánimo. Pero, ¿por qué?

El chocolate y el estado de ánimo

Como hemos comentado el chocolate contiene feniletilamina. Se trata de un compuesto orgánico que produce el cerebro y que pertenece al grupo de las anfetaminas. Por ello, muchas veces se dice que la feniletilamina se trata de una droga natural que estimula el sistema nervioso. La feniletilamina está estrechamente relacionada con las emociones y los estados de ánimo.

El chocolate contiene feniletilamina

chocolate adicto

Ollyy || Shutterstock

Seguramente habrás oído hablar antes de la feniletilamina porque es la sustancia bioquímica relacionada del enamoramiento. Por ello se le conoce como la endorfina del amor. Nuestro cerebro la segrega en mayor cantidad cuando estamos en plena fase de enamoramiento o excitación. Además, la secreción de feniletilamina estimula la producción, también, de dopamina, el neurotransmisor que produce la sensación de placer. Al comer chocolate sentimos euforia, nos sentimos felices, esto es debido al efecto de la feniletilamina en nuestro cerebro, cuando se mezcla con nuestro flujo sanguíneo levanta el ánimo. El chocolate crea una energía positiva y levanta el ánimo.

Es muy común que al tener un mal día o sentirnos “apagados” nuestro cuerpo tenga antojo de chocolate. Los niveles de feniletilamina en el chocolate rondan entre los 0,4 y 6,6 microgramos por gramo de chocolate, y nuestro cuerpo lo sabe. Bueno, quizás no “lo sepa” pero sí que lo nota. Si al consumir un alimento sentimos un cambio positivo en nuestro estado de ánimo es normal que nuestro cuerpo sienta antojo de ese alimento de vez en cuando. Entonces, podemos afirmar que queremos chocolate cuando estamos tristes porque nuestro cuerpo detecta bajos niveles de feniletilamina y cuando no tenemos suficiente en el cerebro nos deprimimos, por lo que nuestro cuerpo busca una solución.

Otros componentes del chocolate que nos levantan el ánimo

Consejos para una cata de chocolate

De Repente || Shutterstock

Está demostrado que consumir de manera moderada chocolate todos los días es muy positivo. ¡Incuso existe una dieta del chocolate! El chocolate es rico en flavonoides, que regulan la presión del a sangre, es antioxidante y tiene nutrientes como el cobre, el magnesio el hierro o el potasio. Esta es otra de las razones por las que se nos antoja chocolate cuando estamos deprimidos o nos sentimos mal. Una muestra de ello es el antojo de chocolate durante la menstruación y cómo el chocolate mitiga los dolores menstruales.

No obstante, es muy importante saber distinguir un antojo por necesidades de nuestro cuerpo de los meros caprichos. El chocolate contiene anandamida, un endocannabinoide que influye en sistemas fisiológicos como la regulación el apetito, el dolor, el placer y las recompensas, por lo que la anandamida puede crear adicción. E aquí la respuesta a la adicción al chocolate.

 

Como veis, es muy normal que sientas deseo de comer chocolate si estás triste, y no pasa nada por comerlo. No obstante, se debe hacer con precaución y moderación, no excederse de una onza diaria y tratar de elegir un chocolate saludable. No obstante si el deseo de comer chocolate es muy elevado, se convierte en un pilar fundamental de tu estado de ánimo y no puedes evitar los atracones, es muy recomendable que consultes a tu médico o especialista.

No comments

Add yours