El chocolate belga, ¿el mejor chocolate del mundo?


el mejor chocolate del mundo

Seguro que conoces Bélgica e incluso sueñas con ir, hasta el propio Barck Obama dijo: “Es fácil amar a un país conocido por el chocolate y la cerveza.” Y, es que, dejando a un lado la cerveza, Bélgica se ha ganado con el paso del tiempo una gran reputación respecto a la elaboración del chocolate, tanto que actualmente el chocolate belga se considera uno de los mejores del mundo.

Historia del chocolate belga

El chocolate aparece en Bélgica gracias a Jean Neuhaus y su “confitería farmacéutica”. La elaboración del chocolate, por entonces, era una actividad secundaria realizada por los farmacéuticos, que lo vendían como un tónico.

No fue hasta 1840 cuando se vendieron las primeras tabletas de chocolate. A partir de aquí empezaron a fundarse las empresas de los principales fabricantes de chocolate belga, como Côte D’Or, Neuhaus, Jacques y Callebaut. El año 1912 fue un momento clave ya que el nieto de Neuhaus inventó el bombón y a partir de este momento, durante los siguientes años, se empezó a innovar en el mundo del chocolate. El siglo XX fue el momento del chocolate belga, marcado por numerosos inventos. Crearon el “batollin” (la caja de los bombones), el transporte del chocolate líquido, el praliné… En Belgica, y de mano de Côte D’Or, también tuvo lugar la primera crema de chocolate.

Actualmente el chocolate belga es mundialmente conocido por su trayectoria y su inigualable calidad. Bélgica cuenta con algunos de los mejores chocolateros del mundo, elogiados por su capacidad de innovación y creatividad.

Regalos para adictos al chocolate

¿Por qué el chocolate belga es de los mejores del mundo?

Ya hemos dicho que el chocolate belga es famoso en todo el mundo por su calidad y sus sabor, pero ¿qué es lo que lo hace tan especial?

Contenido de cacao

Una de las principales características del chocolate belga es su alto contenido de cacao, contiene más cacao que la mayoría de los productos extranjeros.

Manteca de cacao

Su calidad y pureza es tal que cuenta con el 100% de manteca de cacao.

La estructura

Se trata de un tipo de chocolate que e muele tanto que su estructura sólo tiene entre 15 y 18 micras.

Los granos

Los chocolateros sólo se conforman con los mejores granos de cacao, los de mayor calidad.

Diversidad

Existen infinidad de chocolateros y chocolaterías con renombre en Bélgica, por lo que se encuentra gran variedad de chocolate. Callebaut, Belcolade, Godiva, Leonidas…

Creatividad

Como hemos comentado antes, los chocolateros belgas destacan por su creatividad, esto hace que podamos encontrar chocolate belga de diferentes sabores y combinaciones. Podrás probar chocolate de diseño pero también el más clásico.

comer chocolate antes del gimnasio

Alena Brozova || Shutterstock

Toda una experiencia

No se trata sólo de comer chocolate sino de disfrutar el mundo del chocolate. En Bélgica encontrarás rutas, museos, chocolaterias, talleres…¡todo sobre el chocolate!

Su código

En el año 2007 se lanzó el “código del chocolate belga” que garantiza que el chocolate que se está adquiriendo ha sido elaborado en Bélgica.

Las fábricas de chocolate

En Bélgica se encuentran algunas de las mejores fábricas de chocolate del mundo, y la más grande del mundo también. Se trata de la fábrica de Barry Callebaut, en Wieze, y produce unas 270.000 toneladas de granos de cacao al año.

 

Por todo esto, Bélgica produce unos 4 mil millones de euros de ventas de chocolate al año, con una exportación total de unas 450.000 toneladas a todo el mundo. ¿Crees que su fama es merecida? ¿Has probado el chocolate belga?

No comments

Add yours